Novedades


GUÍA PARA EL PACIENTE CON BRACKETS I

 

CARACTERÍSTICAS: Tu aparato fijo está formado por dos partes: los brackets,que son las pequeñas piezas que van pegadas en las superficies de los dientes durante todo el tratamiento y los arcos ,que conectan los brackets entre sí y son los responsables del movimiento.

Estos arcos son distintos y se van cambiando a lo largo del tratamiento. La función de los brackets y de los arcos es mover los dientes hacia la posición correcta. Es muy importante que cuides tu aparato siguiendo una dieta correcta y unos hábitos de higiene adecuados.

DIETA:

Alimentos no recomendados: aquellos de consistencia dura, crujiente o pegajosa ya que pueden deformar y/o romper los aparatos, lo cual producirá efectos indeseables y un retraso en el tiempo previsto de tratamiento.  Debes eliminar alimentos como los quicos, turrón duro, pan crujiente, palomitas, frutos secos, hielo, aceitunas con hueso, etc.

Debes modificar algunos hábitos:
Puedes comer bocadillos pero es conveniente que sean de pan de molde o pan blando.
No comas la fruta a bocados sino cortándola previamente con un cuchillo y masticándola con las muelas.
Reduce el consumo de alimentos y refrescos muy dulces dado que el azúcar que contienen puede dañar tus dientes. Cuando comas o bebas estos productos lávate los dientes de inmediato.

LIMPIEZA: Es fundamental que mantengas los dientes y los aparatos bien limpios a lo largo de todo tu tratamiento, así evitarás la formación de descalcificaciones (manchas blancas ) , caries y la inflamación de las encías (gingivitis). Además, unas encías sanas permiten un movimiento dentario más rápido y eficaz.

Consejos:

  • Debes cepillar los dientes, aparato y encías inmediatamente después de cada comida, mínimo tres veces al día, siendo especialmente importante el cepillado antes de acostarse.
  • El tiempo en cada cepillado ha de ser de 4-5 minutos.
  • Cepilla todas las caras de los dientes especialmente en la zona entre el bracket y la encía y revisa bien que no quede ningún resto de placa bacteriana.
  • Al menos una vez al día enjuágate con un colutorio de flúor después del cepillado.
  • Nunca utilices durante el tratamiento dentífricos o enjuagues blanqueadores ya que, al retirar los aparatos, puede producirse un desagradable contraste por la diferente coloración en las zonas que han estado cubiertas por el aparato y que, por tanto, no han sido blanqueadas.
  • Durante el tratamiento es imprescindible  que tu dentista habitual realice revisiones de tu boca (mínimo una vez al año) independientemente de las que se realizan para el tratamiento de ortodoncia.



GUÍA PARA EL PACIENTE CON BRACKETS II

 

ES NORMAL:

  • Es normal que los primeros días notes algunas pequeñas molestias en los dientes y un poco de dolor en las muelas al masticar. Si es así, toma algún analgésico y sigue una dieta blanda. 
  • En ocasiones pueden aparecer llagas que desaparecerán espontáneamente y que podemos mejorar haciendo enjuagues con agua bien saturada en sal (3-4 veces al día).
  • En caso de que se produzcan roces muy molestos por el aparato puedes cubrir la zona saliente con cera de ortodoncia.
  • Comprueba siempre antes de salir de la consulta que no hay nada que te pinche o roce y dínoslo si es así para poderlo solucionar. 

POSIBLES PROBLEMAS: Los principales problemas que se te pueden presentar son:

  • Despegado o rotura del aparato.
  • Inflamación de las encías.

Ambos van a estar casi siempre relacionados con dos causas fundamentales: la falta de higiene y los hábitos inadecuados (ingesta de alimentos duros, morder bolígrafos…). Se tratan de circunstancias que dependen de ti y que, por tanto, sólo tú puedes evitar. Para ello, sigue los consejos de higiene y alimentación que te hemos dado.

Otros posibles problemas:

  • El arco pincha: cubre el final del arco con cera y llama a la consulta para solucionarlo.
  • El arco se ha salido del aparato: Intenta colocarlo con unas pinzas suavemente, si no lo consigues llama a la consulta.

Si tienes alguna duda llámanos, todo el equipo está a tu disposición para solucionarlas.                  




GUÍA DE CUIDADO DE LOS RETENEDORES

¡Enhorabuena! Ya te hemos retirado los aparatos fijos y  termina el tratamiento activo, pero queda un periodo importante de retención y para ello necesitas los retenedores. Los dientes están alineados correctamente pero está en tus manos la responsabilidad de mantener este resultado final, por eso es imprescindible que sigas estrictamente el programa de uso de los retenedores. En caso contrario los dientes pueden moverse hasta el punto de que fuese necesario un nuevo tratamiento.
Los dientes, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, tienden a cambiar y a adaptarse con la edad. Así como la piel sufre arrugas o el cabello se pierde o cambia su coloración, los dientes también sufren cambios. De hecho, el desplazamiento de los dientes también se da en personas que no han seguido ningún tratamiento de Ortodoncia.

Los retenedores deben llevarse tal como te indicamos en la consulta y depende absolutamente de tu colaboración. Los siguientes consejos te ayudarán a sacar un gran provecho de los mismos:

  • Debes llevar los retenedores durante todo el tiempo que te indicamos según el momento en el que te encuentres: el primer mes debes usarlos todo el día; los 3 meses siguientes 12 horas y a partir del tercer mes deberás llevarlos 8 horas diarias (básicamente para dormir) y durante dos años como mínimo.
  • No debes usar NUNCA los retenedores removibles para comer.
  • Cuando no los lleves puestos, debes guardarlos limpios y secos en la cajita que  te damos, así evitarás su pérdida o deterioro. Si te quitas los retenedores para comer y los envuelves en una servilleta puede que, sin querer, se tiren a la basura.
  • Debes lavar los retenedores diariamente con un cepillo, agua y jabón. Semanalmente aconsejamos usar un limpiador específico de venta en farmacias. No hay que ponerlos nunca con agua caliente.
  • En los dientes inferiores/superiores llevarás un retenedor fijo de alambre fino. Es importante que cepilles minuciosamente la zona donde está el retenedor después de cada comida y que pases el hilo dental al menos una vez al día. Aconsejamos llevarlo de forma indefinida.
  • Si tienes algún animal doméstico guárdalos lejos de su alcance pues seguramente le encantará morderlos.

Cuanto más tiempo quieras mantener tus dientes bien alineados, más tiempo deberás mantener tu barra lingual y hacer el pequeño esfuerzo de ponerte los retenedores invisibles cada noche.